Saltar al contenido

Rayos X o Ecografía ¿Cuál es la diferencia y en qué casos son solicitados

ecografia y radiografia

Muchas consultas nos llegan a nuestra página de Facebook de policlínico Ángeles de la Salud preguntando por una radiografía y en otras oportunidades por una ecografía.

Algunos de nuestros pacientes entran a consulta aquí y salen con una orden de nuestros médicos para hacerse una radiografía o una ecografía según el caso.

Y otros pacientes vienen con una orden de otro centro médico y lo hacemos.

Pero en otros casos, el paciente no tiene una orden y desea hacerse una radiografía porque siente dolor en alguna parte del cuerpo sin saber si realmente necesita una o no para saber a qué se debe su dolencia.

Es importante saber que una radiografía sólo debe hacerse cuando realmente es necesario. Y es que hay algunos riesgos involucrados en hacerse una radiografía pues estamos hablando del uso de radiación. 

Veamos primero la diferencia antes de continuar.

Ecografía versus Radiografía

Las radiografías y los ultrasonidos (ecografías) son ejemplos de procedimientos de imágenes médicas. (También existen otras modalidades de diagnóstico por imagen, como tomografías computarizadas o tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, tomografías PET, entre otras).

Tanto la tecnología de ultrasonido como de rayos X tienden a estar disponibles de manera amplia o fácil, y son relativamente económicas en comparación con otras modalidades. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre los dos?

Cada modalidad de imagen, ya sea radiografía, ultrasonido u otra, tiene sus ventajas y desventajas. Miremos más de cerca.

Los rayos X y los ultrasonidos comparten algunas similitudes más allá de ser tecnologías de imagen ampliamente utilizadas.

haciendose una radiografia

Por ejemplo, los técnicos que realizan cada uno (es decir, ecografistas, técnicos de ultrasonido o tecnólogos realizan ultrasonidos; los técnicos o tecnólogos radiológicos realizan rayos X; y los profesionales, como los médicos o enfermeras practicantes, pueden estar capacitados para realizar cualquiera de ellos) deben poseer un conocimiento de física en lo que respecta a las tecnologías. (Las dos modalidades generan su propia forma de ondas de energía).

Las ecografías y los rayos X también se pueden ordenar como pruebas complementarias para diagnosticar una determinada patología.

Puntualizando…

Ecografía

  • Se usaron por primera vez en humanos alrededor de fines de los años 50 o principios de los 60
  • Utiliza ondas de sonido, no radiaciones ionizantes.
  • Produce «imágenes en tiempo real» como un video

Rayos X

  • Primero utilizado en humanos en 1896
  • Utiliza radiación ionizante, pero la cantidad de radiación utilizada en la mayoría de los exámenes es muy pequeña y controlada.
  • Las imágenes formadas por la energía electromagnética de los rayos X que atraviesan el cuerpo se asemejan a las «sombras» de las estructuras internas del cuerpo.

Cuando se ordena una Radiografía y cuando una Ecografía.

La ecografía es la modalidad de imagen elegida para evaluar la salud de un feto que se desarrolla dentro del útero materno (es decir, el ultrasonido a mediados del embarazo).

Algunos otros ejemplos de usos comunes de ultrasonido incluyen muchos de los órganos internos, desde el hígado, el páncreas, la vesícula biliar hasta el corazón, así como los vasos sanguíneos, músculos, ligamentos, tendones y otros tejidos blandos.

Algunos usos comunes de rayos X incluyen huesos, dientes y mandíbulas, pecho / pulmones, tracto digestivo, oídos, nariz y garganta y otras estructuras.

En términos generales, las ecografías son particularmente efectivas para obtener imágenes de tejidos blandos y estructuras en movimiento; Los rayos X son particularmente efectivos para obtener imágenes de estructuras o tejidos duros y partes llenas de aire.

Las radiografías y las ecografías se pueden usar para la misma sección del cuerpo, como pruebas complementarias o se pueden elegir una sobre la otra según las circunstancias del paciente.

Por ejemplo, una ecografía puede ser más efectiva cuando se toman imágenes de los senos con tejido denso. 

haciendo una ecografia

Otros casos para el uso de la Radiografía.

Hasta aqui hemos hablado de la diferencia entre ambas. Centrémonos un poco más entorno a la radiografía.

Nuestros médicos pueden ordenar una radiografía para:

  • examinar un área donde experimentas dolor o molestias
  • supervisar la progresión de una enfermedad diagnosticada, como la osteoporosis
  • comprobar qué tan bien está funcionando un tratamiento prescrito

Las condiciones que pueden requerir una radiografía incluyen:

  • cáncer de hueso
  • tumores de mama
  • corazón agrandado
  • vasos sanguíneos bloqueados
  • condiciones que afectan tus pulmones
  • problemas digestivos
  • fracturas
  • infecciones
  • osteoporosis
  • artritis
  • la caries dental
  • necesidad de extraer o identificar artículos tragados.

La más importante diferencia entre la Radiografía y una Ecografía

Esto que vamos a mencionar a continuación es más desde un punto de vista de seguridad. Una ecografía es un procedimiento donde no hay radiación ionizante por lo que es muy seguro.

Sin embargo ¿Qué hay de la Radiografía?

Los rayos X usan pequeñas cantidades de radiación para crear imágenes de tu cuerpo. 

El nivel de exposición a la radiación se considera seguro para la mayoría de los adultos, pero no para un bebé en desarrollo.

 Si estás embarazada o crees que podrías estarlo, informa a tu médico en consulta antes de hacerte una radiografía. Puede sugerir un método de imagen diferente, como una resonancia magnética.

Si se realiza una radiografía para ayudar a diagnosticar o controlar una afección dolorosa, como un hueso roto, puedes experimentar dolor o molestias durante la prueba. Deberás mantener tu cuerpo en ciertas posiciones mientras se toman las imágenes. Esto puede causarle dolor o molestias. Tu médico puede recomendarte tomar analgésicos previamente.

Si ingieres un material de contraste antes de tu radiografía, puedes causar efectos secundarios. Éstos incluyen:

  • urticaria
  • Comezón
  • náusea
  • aturdimiento
  • un sabor metálico en la boca

En casos muy raros, el tinte puede causar una reacción grave, como shock anafiláctico, presión arterial muy baja o paro cardíaco. Si sospechas que estás teniendo una reacción grave, comunícate con tu médico de inmediato.

Esperamos que ahora tengas mejor información acerca de estos muy recurrentes exámenes por imágenes y a que siempre prefieras consultar con un médico antes de hacerte uno u otro, ya que él sabrá mejor que tú sobre lo que realmente necesitas.