Saltar al contenido

Qué son las caries y cómo cuidar los dientes de tus hijos

niña cepillándose los dientes

No todo es tan simple como parece. Comemos, nos cepillamos los dientes y listo. La salud bucal está asegurada. Ojalá fuera así de simple.

Nuestras bocas están llenas de bacterias. Cientos de diferentes tipos viven en nuestros dientes, encías, lengua y otros lugares. 

Algunas bacterias son útiles. Pero algunos pueden ser dañinas, como los que juegan un papel en el proceso de caries.

La caries dental es el resultado de una infección con ciertos tipos de bacterias que usan azúcares en los alimentos para producir ácidos. 

Con el tiempo, estos ácidos pueden formar caries en el diente.

Veamos cómo:

¿Qué ocurre en la boca realmente?

A lo largo del día, se produce una batalla dentro de nuestras bocas.

En un lado hay placa dental, una película de bacterias incolora y pegajosa, más alimentos y bebidas que contienen azúcar o almidón (como leche, pan, galletas, dulces, refrescos, jugos y muchos otros). Cada vez que comemos o bebemos algo que contiene azúcar o almidón, las bacterias los usan para producir ácidos. Estos ácidos comienzan a carcomer la dura superficie externa del diente, o esmalte.

En el otro bando están los minerales en nuestra saliva (como calcio y fosfato) más fluoruro de la pasta de dientes, agua y otras fuentes. Este equipo ayuda a reparar el esmalte al reemplazar los minerales perdidos durante un «ataque ácido».

Nuestros dientes pasan por este proceso natural de pérdida de minerales y recuperación de minerales durante todo el día.

¿Cómo se desarrolla una caries?

Cuando un diente está expuesto al ácido con frecuencia, por ejemplo, si comes o bebes con frecuencia, especialmente alimentos o bebidas que contienen azúcar y almidones, los ciclos repetidos de ataques con ácido hacen que el esmalte continúe perdiendo minerales. Puede aparecer una mancha blanca donde se han perdido minerales. Esta es una señal de descomposición temprana.

La caries dental se puede detener o revertir en este punto. El esmalte puede repararse a sí mismo utilizando minerales de la saliva y fluoruro de la pasta de dientes u otras fuentes.

Pero si el proceso de caries dental continúa, se pierden más minerales. Con el tiempo, el esmalte se debilita y destruye, formando una cavidad. Una cavidad es un daño permanente que un dentista debe reparar con un relleno de resina.

¿Cómo podemos ayudar a los dientes a ganar la guerra y evitar las caries?

El fluoruro

fluor

El fluoruro es un mineral que puede evitar que progrese la caries dental. Incluso puede revertir o detener la caries dental temprana.

El fluoruro trabaja para proteger los dientes. Así que

  • Previene la pérdida de minerales en el esmalte dental y reemplaza los minerales perdidos
  • Reduce la capacidad de las bacterias para producir ácido

Puedes obtener fluoruro al:

  • Beber agua fluorada.
  • Cepillarse con una pasta dental con flúor

Si el dentista cree que tus hijo necesitan más flúor, ellos pueden: 

  • Aplicar un gel o barniz de flúor a las superficies de los dientes.
  • Prescribir tabletas de flúor
  • Recomendamos usar un enjuague bucal con flúor

Estemos atentos a la frecuencia con que comen nuestros hijos, así como a lo que comen.

La dieta de nuestros hijos es importante para prevenir una caries. 

Recuerda . . . Cada vez que comemos o bebemos algo que contiene azúcar o almidones, las bacterias en nuestra boca usan el azúcar y el almidón para producir ácidos. Estos ácidos comienzan a comerse el esmalte de los dientes.

Nuestra saliva puede ayudar a combatir este ataque ácido. Pero si comemos con frecuencia durante el día, especialmente alimentos y bebidas que contienen azúcar y almidones, los ataques ácidos repetidos ganarán las batallas, causando que los dientes pierdan minerales y eventualmente desarrollen una caries.

reapertura 14 de Octubre

Es por eso que es importante vigilar con qué frecuencia comen tus hijos y qué comen.

Consejos que pueden preservar la salud de sus dientes:

  • Limita los refrigerios entre comidas. Esto reduce la cantidad de ataques de ácido en los dientes y les da la oportunidad de repararse.
  • Guarda los caramelos, galletas, refrescos y otras bebidas azucaradas para ocasiones especiales.
  • Asegúrate de que tu hijo no coma ni beba nada con azúcar después de cepillarse los dientes antes de acostarse. El flujo de saliva disminuye durante el sueño. Sin suficiente saliva, los dientes son menos capaces de repararse a sí mismos después de un ataque ácido.

Asegúrate de que tus hijo se cepillen

Cepillarse con pasta dental con fluoruro dos veces al día es importante para prevenir las caries.

Asegúrate y supervisa a tus niños pequeños cuando se cepillen. Esto es lo que debes saber:

  • Para niños de 3 a 6 años, pones la pasta de dientes en el cepillo. Usa solo una cantidad pequeña de pasta dental con fluoruro. ( En niños menores de 2 años, los expertos dentales recomiendan que no uses pasta dental con fluoruro a menos que un médico o dentista se lo indique). Consulta con nuestra especialidad de Odontología.
  • Anima a tu hijo a escupir la pasta de dientes en lugar de tragarla. Los niños menores de 6 años tienden a tragar gran parte de la pasta de dientes de su cepillo. Si los niños consumen regularmente cantidades de fluoruro superiores a las recomendadas durante los años de formación de los dientes, sus dientes permanentes pueden desarrollar líneas blancas o manchas llamadas fluorosis dental. La fluorosis suele ser leve; en muchos casos, solo un profesional dental lo notaría.
  • Hasta que tengan 7 u 8 años, deberás ayudar a tu hijo a cepillarse. Los niños pequeños no pueden limpiarse los dientes por sí mismos. Primero trate de cepillar los dientes de tu hijo y luego déjalos terminar.

Habla con un dentista sobre selladores

Los selladores dentales son otra buena manera de ayudar a evitar una caries. Los selladores son revestimientos delgados de resina pintados sobre las superficies de masticación de los dientes posteriores o molares. 

sellando muelas

Estas son las razones por las cuales los selladores son útiles:

  • Las superficies de masticación de los dientes posteriores son ásperas y desiguales porque tienen pequeños hoyos y surcos. 
  • Los alimentos y las bacterias pueden quedar atrapados en las fosas y surcos y permanecer allí por mucho tiempo porque las cerdas del cepillo de dientes no pueden quitarlos fácilmente. 
  • Los selladores cubren estas superficies y forman una barrera que protege los dientes y evita que los alimentos y las bacterias queden atrapados allí.

Como la mayoría de las caries en niños y adolescentes se desarrollan en los molares (los dientes posteriores), es mejor sellar estos dientes.

  • Los primeros molares permanentes llamados «molares de 6 años» se presentan entre los 5 y los 7 años.
  • Los segundos molares permanentes – «molares de 12 años» – entran cuando un niño tiene entre 11 y 14 años.

Lleve a tus hijos al dentista para chequeos regulares

Visita nuestra especialidad de Odontología regularmente para limpiezas y un examen. Durante la visita, el odontólogo:

  • Retirará la placa dental
  • Verificará cualquier área de caries dental temprana
  • Le enseñará a tu hijo cómo limpiar bien los dientes
  • Aplicará un gel o barniz de flúor, si es necesario.

Como sabes este 14 de Octubre reaperturamos nuestra especialidad de Odontología. Te invitamos a visitarnos y reservar tu cita. Si tienes alguna consulta, escríbenos en la parte de abajo.