Saltar al contenido

Cómo afecta al cuerpo la ansiedad crónica y cómo reconocerla

mujer con expresion de ansiedad

Es normal tener ansiedad de vez en cuando. Las distintas tareas y situaciones propias de vivir hace que sentir momentos de ansiedad es parte de estar vivo.

Pero en este post, no vamos a hablar de ese tipo de ansiedad exclusivamente, sino de esa ansiedad crónica que puede además perjudicar la salud de tu cuerpo.

Presta mucha atención a este post y compártelo con los botones de abajo, porque vamos a contarte cómo afecta al cuerpo la ansiedad crónica, qué tipos de ansiedad existe y cómo reconocerlas.

Los efectos de la ansiedad en el cuerpo.

La ansiedad es una parte normal de la vida. Por ejemplo, puedes haber sentido ansiedad antes de dirigirte a un grupo de personas o en una entrevista de trabajo.

A corto plazo, la ansiedad aumenta tu respiración y frecuencia cardíaca, concentrando el flujo de sangre a tu cerebro, donde lo necesitas. Esta respuesta muy física te está preparando para enfrentar una situación intensa.

Sin embargo, si se vuelve demasiado intenso, puedes comenzar a sentirte mareado y con náuseas. 

Un estado de ansiedad excesivo o persistente puede tener un efecto devastador en tu salud física y mental.

Los trastornos de ansiedad pueden ocurrir en cualquier etapa de la vida, pero generalmente comienzan en la mediana edad. Las mujeres tienen más probabilidades de tener un trastorno de ansiedad que los hombres, según algunos estudios.

Las experiencias estresantes de la vida también pueden aumentar el riesgo de un trastorno de ansiedad. Los síntomas pueden comenzar de inmediato o años después. Tener una afección médica grave o un trastorno por uso de sustancias también puede conducir a un trastorno de ansiedad.

ansiedad en el trabajo

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad. Incluyen:

1. Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

El TAG está marcado por una ansiedad excesiva sin razón lógica. La Asociación de Ansiedad y Depresión de América (ADAA) estima que el TAG afecta a alrededor de 6,8 millones de adultos estadounidenses al año.

El TAG se diagnostica cuando la preocupación extrema por una variedad de cosas dura seis meses o más. Si tienes un caso leve, probablemente puedas completar tus actividades normales del día a día. Los casos más severos pueden tener un profundo impacto en la vida de una persona.

2. Desorden de ansiedad social

Este trastorno implica un miedo paralizante de las situaciones sociales y de ser juzgado o humillado por otros. Esta fobia social severa puede hacer que uno se sienta avergonzado y solo.

Alrededor de 15 millones de adultos estadounidenses viven con trastorno de ansiedad social, señala la ADAA. 

La edad típica de inicio es de alrededor de 13 años. Más de un tercio de las personas con trastorno de ansiedad social esperan una década o más antes de buscar ayuda.

3. Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

El TEPT se desarrolla después de presenciar o experimentar algo traumático. Los síntomas pueden comenzar de inmediato o retrasarse por años. 

Las causas comunes incluyen guerra, desastres naturales o un ataque físico. Los episodios de TEPT pueden desencadenarse sin previo aviso.

4. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Las personas con TOC pueden sentirse abrumadas con el deseo de realizar rituales particulares (compulsiones) una y otra vez, o experimentar pensamientos intrusivos y no deseados que pueden ser angustiantes (obsesiones).

adulto viendo que la organizacion tenga simetria

Las compulsiones comunes incluyen lavarse las manos habitualmente, contar o revisar algo. Las obsesiones comunes incluyen preocupaciones sobre la limpieza, impulsos agresivos y la necesidad de simetría.

5. Fobias

Estos incluyen miedo a espacios reducidos (claustrofobia), miedo a las alturas (acrofobia) y muchos otros. 

Es posible que la persona que sufre de este tipo de ansiedad tenga una fuerte necesidad de evitar el objeto o la situación temida.

6. Trastorno de pánico

Esto causa ataques de pánico, sentimientos espontáneos de ansiedad, terror o muerte inminente

Los síntomas físicos incluyen palpitaciones del corazón, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

Estos ataques pueden ocurrir en cualquier momento. También se puede tener otro tipo de trastorno de ansiedad junto con el trastorno de pánico.

Cómo afecta la ansiedad a tu sistema nervioso central

La ansiedad a largo plazo y los ataques de pánico pueden hacer que tu cerebro libere hormonas del estrés de forma regular. Esto puede aumentar la frecuencia de síntomas como dolores de cabeza, mareos y depresión.

Cuando te sientes ansioso y estresado, tu cerebro inunda tu sistema nervioso con hormonas y productos químicos diseñados para ayudarte a responder a una amenaza. La adrenalina y el cortisol son dos ejemplos.

Si bien es útil para el evento ocasional de alto estrés, la exposición a largo plazo a las hormonas del estrés puede ser más perjudicial para tu salud física a largo plazo. Por ejemplo, la exposición a largo plazo al cortisol puede contribuir al aumento de peso.

Alteraciones de la ansiedad en el Sistema Cardiovascular

Los trastornos de ansiedad pueden causar frecuencia cardíaca rápida, palpitaciones y dolor en el pecho. También puede tener un mayor riesgo de hipertensión arterial y enfermedad cardíaca

midiendo la presion arterial

Si ya tienes una enfermedad cardíaca, los trastornos de ansiedad pueden aumentar el riesgo de eventos coronarios.

Desencadenantes de la Ansiedad en los Sistemas excretores y digestivos.

La ansiedad también afecta tus sistemas excretor y digestivo. Es posible que tengas dolor de estómago, náuseas, diarrea y otros problemas digestivos. La pérdida de apetito también puede ocurrir.

Puede haber una conexión entre los trastornos de ansiedad y el desarrollo del síndrome del intestino irritable (SII) después de una infección intestinal. El SII puede causar vómitos, diarrea o estreñimiento.

Lo que ocasiona la Ansiedad en el Sistema inmune

La ansiedad puede desencadenar una respuesta al estrés de huir o luchar y liberar una avalancha de productos químicos y hormonas, como la adrenalina, en tu sistema.

A corto plazo, esto aumenta tu pulso y frecuencia respiratoria, por lo que tu cerebro puede obtener más oxígeno. Esto te prepara para responder adecuadamente a una situación intensa. Tu sistema inmunológico incluso puede recibir un breve impulso. Con estrés ocasional, tu cuerpo vuelve al funcionamiento normal cuando pasa el estrés.

Pero si te sientes ansioso y estresado repetidamente o si dura mucho tiempo, tu cuerpo nunca recibe la señal para volver al funcionamiento normal. 

Esto puede debilitar su sistema inmunológico, dejándolo más vulnerable a infecciones virales y enfermedades frecuentes. Además, tus vacunas regulares pueden no funcionar tan bien si tienes ansiedad.

Qué provoca la Ansiedad en el Sistema respiratorio

La ansiedad provoca una respiración rápida y superficial. Si tiense enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), puedes tener un mayor riesgo de hospitalización por complicaciones relacionadas con la ansiedad. La ansiedad también puede empeorar los síntomas del asma.

Otros efectos de la Ansiedad

El trastorno de ansiedad puede causar otros síntomas, que incluyen:

  • dolores de cabeza
  • tension muscular
  • insomnio
  • depresión
  • aislamiento social

Si tiene TEPT, puede experimentar flashbacks, reviviendo una experiencia traumática una y otra vez. Puedes enojarte o sobresaltarte fácilmente, y quizás volverte emocionalmente retraído. Otros síntomas incluyen pesadillas, insomnio y tristeza.

Si conoces a una persona con este tipo de señales, por favor no dudes en recomendarle este artículo o comentarle que visite a un Psicólogo.

Si vives en Arequipa, pregunta por nuestra especialidad de Psicología de nuestro policlínico.

Deja tus consultas o comentarios abajo y podremos responder tus inquietudes también.