Saltar al contenido

¿Enfermedades de la Próstata? Todo lo que necesitas saber para prevenirlas

consultando a un urologo

Definitivamente la gran mayoría de hombres tendrá que ir donde un urólogo o visitar nuestra especialidad de Urolología cuando tenga cierta edad.

Esto es casi inevitable.

Muchos hombres no lo hacen e ignorar sobre las varias enfermedades de la Próstata y cuando recurren donde un médico se llevan una sorpresa enorme que incluye, la necesidad de una cirugía, un diagnóstico de cáncer, u otra enfermedad asociada a esta glándula.

Por eso la necesidad de informar a nuestros pacientes y hablarles sobre..

Empecemos por describir cómo es la próstata de la manera más simple posible.

Conociendo a la próstata

La próstata es una glándula pequeña en los hombres. Es parte del sistema reproductor masculino. 

La próstata ayuda a producir semen, el líquido lechoso que transporta los espermatozoides desde los testículos a través del pene cuando un hombre eyacula. La próstata rodea parte de la uretra, un tubo que lleva la orina fuera de la vejiga y a través del pene al orinar.

Se ubica debajo en la pelvis, debajo de la vejiga y justo en frente del recto. 

prostata

Cambios de la Próstata con la edad

Debido a que la glándula prostática tiende a crecer con la edad, puede apretar la uretra y causar problemas para orinar. 

A veces, los hombres de entre 30 y 40 años pueden comenzar a tener estos síntomas urinarios y necesitar atención médica. 

Para otros, los síntomas no se notan hasta mucho más tarde en la vida. Una infección o un tumor también pueden agrandar la próstata. 

Asegúrate de decirle a tu médico si tienes alguno de los síntomas urinarios que citamos a continuación:

  • Estás orinando más durante el día.
  • Tienes una necesidad urgente de orinar
  • Tienes menos flujo de orina.
  • Sientes ardor cuando orinas
  • Necesitas levantarse muchas veces durante la noche para orinar.

Envejecer aumenta el riesgo de problemas de próstata. 

Los tres problemas de la próstata más comunes son la inflamación ( prostatitis ), agrandamiento de la próstata ( BPH o hiperplasia prostática benigna ) y cáncer de próstata.

Un cambio no conduce a otro. Por ejemplo, tener prostatitis o una próstata agrandada no aumenta su riesgo de cáncer de próstata. También es posible que tengas más de una condición al mismo tiempo.

Pero también hay cambios que no tienen nada que ver con un cáncer.

Veamos:

Prostatitis

La prostatitis es una inflamación de la glándula prostática que puede resultar de una infección bacteriana. 

Afecta al menos a la mitad de todos los hombres en algún momento de sus vidas. Tener esta afección no aumenta el riesgo de cualquier otra enfermedad de la próstata.

Síntomas de prostatitis

  • Problemas para orinar
  • Una sensación de ardor o escozor o dolor al orinar
  • Fuerte y frecuente necesidad de orinar, incluso cuando solo hay una pequeña cantidad de orina
  • Escalofríos y fiebre alta.
  • Lumbalgia o dolores corporales
  • Dolor bajo en el abdomen, la ingle o detrás del escroto.
  • Presión rectal o dolor
  • Secreción uretral con deposiciones
  • Latidos genitales y rectales
  • Problemas sexuales y pérdida del deseo sexual.
  • Eyaculación dolorosa.

Se pueden hacer varias pruebas, como DRE y una prueba de orina, para ver si tiene prostatitis. 

El diagnóstico correcto del tipo exacto de prostatitis es clave para obtener el mejor tratamiento. Incluso si no tienes síntomas, debes seguir los consejos de tu médico para completar el tratamiento.

Tipos de prostatitis y tratamientos

  • Prostatitis bacteriana aguda : este tipo es causado por una infección bacteriana y aparece de forma repentina ( aguda ). Los síntomas incluyen escalofríos intensos y fiebre. A menudo hay sangre en la orina. Tu nivel de PSA puede ser más alto de lo normal. Debes ir al consultorio del médico o a la sala de emergencias para recibir tratamiento. Es el menos común de los cuatro tipos, pero es el más fácil de diagnosticar y tratar. La mayoría de los casos se pueden curar con una dosis alta de antibióticos, durante 7 a 14 días, y luego dosis más bajas durante varias semanas. También es posible que necesites medicamentos para ayudar con el dolor o las molestias. Si tu nivel de PSA era alto, es probable que vuelvas a la normalidad una vez que la infección haya desaparecido.
  • Prostatitis bacteriana crónica: también causada por bacterias, este tipo de prostatitis no aparece repentinamente, pero puede ser molesto. El único síntoma que puedes tener es infecciones de vejiga que vuelven a aparecer. La causa puede ser un defecto en la próstata que permite que las bacterias se acumulen en el tracto urinario. El tratamiento antibiótico durante un período de tiempo más largo es el mejor para este tipo. El tratamiento dura de 4 a 12 semanas. Este tipo de tratamiento aclara alrededor del 60 por ciento de los casos. Los antibióticos a dosis bajas a largo plazo pueden ayudar a aliviar los síntomas en casos que no desaparezcan.
  • Prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico: este trastorno es el tipo de prostatitis más común pero menos comprendido. Se encuentra en hombres de cualquier edad desde la adolescencia hasta los ancianos, sus síntomas pueden aparecer y desaparecer sin previo aviso. Puede haber dolor o molestias en la ingle o el área de la vejiga. Las células que luchan contra la infección a menudo están presentes, aunque no se pueden encontrar bacterias. Existen varios tratamientos diferentes para este problema, según sus síntomas. Estos incluyen medicamentos antiinflamatorios y otros tratamientos para el control del dolor, como baños calientes. También se pueden administrar otros medicamentos, como los alfabloqueantes. Los alfabloqueantes relajan el tejido muscular de la próstata para facilitar el paso de la orina. Algunos hombres son tratados con antibióticos en caso de que los síntomas sean causados ​​por una infección no detectada.
  • Prostatitis inflamatoria asintomática: no tiene síntomas con esta afección. A menudo se encuentra cuando se somete a pruebas para otras afecciones, como para determinar la causa de infertilidad o para buscar cáncer de próstata. Si tiene esta forma de prostatitis, su prueba de PSA puede mostrar un número más alto de lo normal.Los hombres con esta afección generalmente no reciben tratamiento, pero generalmente se realizará una prueba de PSA repetida si el número de PSA es alto.

Próstata agrandada (HPB)

HBP significa hiperplasia prostática benigna. Benigno significa «no cáncer», e hiperplasia significa crecimiento celular anormal. El resultado es que la próstata se agranda. 

comparacion prostata normal y con hbp

La HPB no está relacionada con el cáncer y no aumenta el riesgo de contraer cáncer de próstata; sin embargo, los síntomas de la HPB y el cáncer de próstata pueden ser similares.

Los síntomas de la HPB

  • Problemas para iniciar un flujo de orina o hacer más que un goteo
  • Orinar con frecuencia, especialmente de noche.
  • Sensación de que la vejiga no se ha vaciado por completo.
  • Un impulso fuerte o repentino de orinar
  • Flujo de orina débil o lento
  • Parar y comenzar de nuevo varias veces mientras orina
  • Empujar o esforzarse para comenzar a orinar

En el peor de los casos, la HPB puede provocar: vejiga débil, flujo de orina que causa infecciones de la vejiga o los riñones, bloqueo completo del flujo de orina e insuficiencia renal.

La glándula prostática es aproximadamente del tamaño de una nuez cuando un hombre tiene más de 20 años. Para cuando tiene 40 años, puede haber crecido un poco más, hasta el tamaño de un albaricoque. A los 60 años, puede ser del tamaño de un limón. La próstata agrandada puede presionar contra la vejiga y la uretra. 

Esto puede ralentizar o bloquear el flujo de orina. Algunos hombres pueden tener dificultades para iniciar un flujo de orina, a pesar de que sienten la necesidad de hacerlo. 

Una vez que el flujo de orina ha comenzado, puede ser difícil detenerlo. 

Otros hombres pueden sentir que necesitan orinar todo el tiempo, o se despiertan durante el sueño con la repentina necesidad de orinar. 

Los primeros síntomas de la BPH tardan muchos años en convertirse en problemas molestos. Estos primeros síntomas son una señal de que debes ver a un urólogo

Tratamientos para HBP

Algunos hombres con HPB eventualmente encuentran que sus síntomas son lo suficientemente molestos como para necesitar tratamiento. 

La HPB no se puede curar, pero los medicamentos o la cirugía a menudo pueden aliviar sus síntomas. 

Visita nuestra especialidad de Urología y conversaremos sobre la mejor opción para ti. Tus síntomas pueden cambiar con el tiempo, así que asegúrate de informar a nuestro médico sobre cualquier cambio nuevo.

Espera vigilante

Los hombres con síntomas leves de BPH que no los encuentran molestos a menudo eligen este enfoque. La espera vigilante significa hacerse chequeos anuales. El tratamiento se inicia solo si los síntomas se vuelven demasiado problemáticos.

espera vigilante consulta doctor

Si eliges la espera vigilante, estos simples pasos pueden ayudar a disminuir tus síntomas:

  • Limita el consumo de alcohol por la noche, especialmente las bebidas con alcohol o cafeína.
  • Vacía la vejiga por completo cuando orines.
  • Usa el baño a menudo. No esperes largos períodos sin orinar.

Algunos medicamentos pueden empeorar los síntomas de la BPH, así que habla con nuestro médico sobre cualquier medicamento que esté tomando, como:

  • Medicamentos de venta libre para el resfriado y la tos (especialmente antihistamínicos )
  • Tranquilizantes
  • Antidepresivos
  • Medicina para la presión arterial.
Terapia de drogas

Muchos hombres estadounidenses con síntomas de HBP leves a moderados han elegido medicamentos recetados en lugar de cirugía desde principios de la década de 1990. 

Se usan dos tipos principales de drogas. Uno, relaja los músculos cerca de la próstata, y el otro tipo contrae la glándula prostática. Alguna evidencia muestra que tomar ambos medicamentos juntos puede funcionar mejor para evitar que los síntomas de HBP empeoren.

  • Los alfabloqueantes son medicamentos que ayudan a relajar los músculos cerca de la próstata para aliviar la presión y dejar que la orina fluya más libremente, pero no reducen el tamaño de la próstata. Para muchos hombres, estos medicamentos pueden mejorar el flujo de orina y reducir los síntomas de la HBP en cuestión de días. Los posibles efectos secundarios incluyen mareos, dolor de cabeza y fatiga.
  • Los 5 inhibidores de la alfa-reductasa son medicamentos que ayudan a reducir la próstata. Alivian los síntomas al bloquear la actividad de una enzima conocida como 5-alfa reductasa. Esta enzima transforma la hormona masculina testosterona en dihidrotestosterona (DHT), que estimula el crecimiento de la próstata. Cuando se bloquea la acción de la 5-alfa reductasa, la producción de DHT disminuye y el crecimiento de la próstata se ralentiza. Esto ayuda a reducir la próstata, reducir el bloqueo y limitar la necesidad de cirugía.

Tomar estos medicamentos puede ayudar a aumentar el flujo de orina y reducir sus síntomas. Debes continuar tomando estos medicamentos para evitar que los síntomas reaparezcan. 

Los inhibidores de la 5-alfa reductasa pueden causar los siguientes efectos secundarios en un pequeño porcentaje de hombres, que incluyen: disminución del interés en el sexo, problemas para tener o mantener una erección y una menor cantidad de semen con eyaculación.

Es importante tener en cuenta que tomar estos medicamentos puede reducir el número de prueba de PSA. También hay evidencia de que estos medicamentos reducen el riesgo de contraer cáncer de próstata.

Cirugía

El número de cirugías de próstata ha disminuido con los años. Pero las operaciones para HBP todavía se encuentran entre las cirugías más comunes para los hombres estadounidenses. 

La cirugía se usa cuando los síntomas son severos o la terapia con medicamentos no ha funcionado bien. Asegúrate de analizar las opciones con nuestros médicos y preguntar sobre los posibles beneficios y riesgos a corto y largo plazo con cada procedimiento.

Los tipos de cirugía para la HBP incluyen:

  • TURP (resección transuretral de la próstata). La cirugía más común para BPH, TURP representa el 90 por ciento de todas las cirugías de BPH. El médico pasa un instrumento a través de la uretra y recorta el tejido prostático adicional. Se usa un bloqueo espinal ( anestesia ) para adormecer el área. El tejido se envía al laboratorio para verificar si hay cáncer de próstata. La RTUP generalmente evita los dos peligros principales relacionados con otro tipo de cirugía llamada prostatectomía abierta (extirpación completa de la glándula prostática a través de un corte en la parte inferior del abdomen): incluyendo incontinencia y / o impotencia. Sin embargo, la RTUP puede tener efectos secundarios graves, como sangrado. Además, los hombres pueden tener que permanecer en el hospital y necesitar un catéter por unos días después de la cirugía.
  • TUIP (incisión transuretral de la próstata). Esta cirugía, que es similar a la RTUP, se usa en las glándulas prostáticas ligeramente agrandadas. El cirujano coloca uno o dos cortes pequeños en la próstata. Esto alivia la presión sin recortar el tejido. Tiene un bajo riesgo de efectos secundarios. Al igual que la RTUP, este tratamiento ayuda con el flujo de orina al ensanchar la uretra.
  • TUNA (ablación transuretral con aguja). Las ondas de radio se utilizan para quemar el exceso de tejido prostático. TUNA ayuda con el flujo de orina, alivia los síntomas y puede tener menos efectos secundarios que la RTUP. La mayoría de los hombres necesitan un catéter para drenar la orina durante un período de tiempo después del procedimiento.
  • TUMT (termoterapia transuretral con microondas). Las microondas enviadas a través de un catéter se usan para destruir el exceso de tejido prostático. Esta puede ser una opción para los hombres que no deberían someterse a una cirugía mayor porque tienen otros problemas médicos.
  • TUVP (electroevaporación transuretral de la próstata). Se utiliza una corriente eléctrica para vaporizar el tejido prostático.
  • Cirugía laser. El médico pasa una fibra láser a través de la uretra hacia la próstata, utilizando un cistoscopio, y luego administra varias explosiones de energía láser. La energía del láser destruye el tejido prostático y ayuda a mejorar el flujo de orina. Al igual que la RTUP, la cirugía con láser requiere anestesia. Una ventaja de la cirugía con láser sobre la RTUP es que la cirugía con láser causa poca pérdida de sangre. El período de recuperación para la cirugía con láser también puede ser más corto. Sin embargo, la cirugía con láser puede no ser efectiva en próstatas más grandes.
  • Prostatectomía abierta. Esta puede ser la única opción en casos raros, como cuando la obstrucción es grave, la próstata es muy grande o no se pueden realizar otros procedimientos. Se usa anestesia general o un bloqueo espinal, y permanece un catéter durante 3 a 7 días después de la cirugía. Esta cirugía conlleva el mayor riesgo de complicaciones. El tejido se envía al laboratorio para verificar si hay cáncer de próstata.

Cancer de prostata

En el Perú, según el Ministerio de la Salud, 28 de cada 100 mil peruanos mueren cada año por cáncer de próstata.

El cáncer de próstata significa que se forman células cancerosas en los tejidos de la próstata. 

El cáncer de próstata tiende a crecer lentamente en comparación con la mayoría de los otros tipos de cáncer. Los cambios celulares pueden comenzar 10, 20 o incluso 30 años antes de que un tumor crezca lo suficiente como para causar síntomas. 

Finalmente, las células cancerosas pueden diseminarse (hacer metástasis ). Cuando aparecen los síntomas, el cáncer ya puede estar avanzado.

A los 50 años, muy pocos hombres tienen síntomas de cáncer de próstata, aunque pueden estar presentes algunas células precancerosas o cancerosas. 

La mayoría de estos cánceres nunca representan un problema. Nunca pueden causar síntomas o convertirse en una amenaza grave para la salud.

En el Perú, este es el tipo de cáncer que más muerte ocasiona entre los hombres desplazando al cáncer gástrico o cáncer de estómago.

Los síntomas del cáncer de próstata

  • Problemas para orinar
  • Necesidad frecuente de orinar, especialmente de noche
  • Flujo de orina débil o interrumpido
  • Dolor o ardor al orinar
  • Sangre en la orina o semen
  • Eyaculacion dolorosa
  • Dolor persistente en la espalda, las caderas o la pelvis.

El cáncer de próstata puede extenderse a los ganglios linfáticos de la pelvis. O puede extenderse por todo el cuerpo. Tiende a extenderse a los huesos. Por lo tanto, el dolor de huesos, especialmente en la espalda, puede ser un síntoma de cáncer de próstata avanzado.

Factores de riesgo para el cáncer de próstata

Algunos factores de riesgo se han relacionado con el cáncer de próstata. Un factor de riesgo es algo que puede aumentar su probabilidad de desarrollar una enfermedad. Tener uno o más factores de riesgo no significa que tendrás cáncer de próstata. Simplemente significa que tu riesgo de la enfermedad es mayor.

  • Edad. Los hombres de 50 años o más tienen un mayor riesgo de cáncer de próstata.
  • Origen Demográfico. Los hombres afroamericanos tienen el mayor riesgo de cáncer de próstata: la enfermedad tiende a comenzar a edades más tempranas y crece más rápido que en los hombres de otras razas. Después de los hombres afroamericanos, el cáncer de próstata es más común entre los hombres blancos, seguido por los hombres hispanos y nativos americanos. Los hombres asiático-estadounidenses tienen las tasas más bajas de cáncer de próstata.
  • Historia familiar. Los hombres cuyos padres o hermanos han tenido cáncer de próstata tienen un riesgo 2 a 3 veces mayor de cáncer de próstata que los hombres que no tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Un hombre que tiene 3 familiares inmediatos con cáncer de próstata tiene alrededor de 10 veces el riesgo de un hombre que no tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata. Cuanto más jóvenes son los parientes de un hombre cuando tienen cáncer de próstata, mayor es su riesgo de desarrollar la enfermedad. El riesgo de cáncer de próstata también parece ser ligeramente mayor para los hombres de familias con antecedentes de cáncer de mama.
  • Dieta. El riesgo de cáncer de próstata puede ser mayor para los hombres que consumen dietas altas en grasas.

Detección temprana de cáncer de próstata

La detección temprana significa hacer una prueba de cáncer antes de que se tenga algún síntoma. Una prueba de detección puede ayudar a detectar el cáncer en una etapa temprana, cuando es menos probable que se haya propagado y sea más fácil de tratar. 

Para cuando aparecen los síntomas, el cáncer puede haber comenzado a extenderse.

Las pruebas de detección más útiles son aquellas que han demostrado reducir el riesgo de una persona de morir de cáncer. 

Algunos médicos están preocupados de que muchos hombres cuyo cáncer se detecta mediante pruebas de detección están siendo tratados, y experimentan efectos secundarios, innecesariamente. 

Habla con nuestros médicos de la especialidad de Urología acerca de tu riesgo de cáncer de próstata y la necesidad de pruebas de detección.

Pruebas que se utiliza para revisar la próstata

Cuando vengas a una consulta con Urología, se te preguntará si tienes síntomas, cuánto tiempo los has tenido y cuánto afectan tu estilo de vida. Tu historial médico personal también incluye cualquier factor de riesgo, dolor, fiebre o problemas para orinar.

Examen rectal digital (DRE)

El DRE es una forma estándar de controlar la próstata. Con un dedo enguantado y lubricado, su médico siente la próstata desde el recto. La prueba dura unos 10-15 segundos.

Este examen busca saber:

  • El tamaño, la firmeza y la textura de la próstata.
  • La existencia de cualquier área dura, bulto o crecimiento que se extienda más allá de la próstata, y
  • Cualquier dolor causado por tocar o presionar la próstata

El DRE le permite al médico sentir solo un lado de la próstata. Una prueba de PSA es otra forma de ayudar a tu médico a verificar la salud de tu próstata.

Prueba de PSA (antígeno prostático específico)

El PSA es una proteína producida por las células de la próstata. 

Normalmente se secreta en los conductos de la próstata, donde ayuda a producir semen, pero a veces se filtra a la sangre. 

Cuando el PSA está en la sangre, se puede medir con un análisis de sangre llamado prueba de PSA. En el cáncer de próstata, ingresa más PSA en la sangre de lo normal. Sin embargo, un nivel alto de PSA en la sangre no es prueba de cáncer, y muchas otras cosas pueden causar un resultado falso positivo. 

Visita nuestra especialidad de Urología

Diferentes tipos de médicos y otros profesionales de la salud manejan la salud de la próstata. Pueden ayudarte a encontrar la mejor atención, responder tus preguntas y abordar tus inquietudes como lo hacemos en el Policlínico Ángeles de la Salud.

Las preguntas que quizás desees considerar hacerle a nuestros médicos en Urología:

  • ¿Qué tipo de problema de próstata tengo?
  • ¿Se necesitan más pruebas y qué mostrarán ellas?
  • ¿Qué tipo de tratamiento me recomiendan para mi problema de próstata?
  • Para hombres como yo, ¿ha funcionado este tratamiento?
  • ¿Qué tan pronto necesitaría comenzar el tratamiento y cuánto duraría?
  • ¿Necesito medicamentos y cuánto tiempo necesito tomar antes de ver una mejoría en mis síntomas?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la medicina?
  • ¿Hay otros medicamentos que puedan interferir con este medicamento?
  • Si necesito cirugía, ¿cuáles son los beneficios y los riesgos?
  • ¿Tendría algún efecto secundario de la cirugía que pudiera afectar mi calidad de vida?
  • ¿Son estos efectos secundarios temporales o permanentes?
  • ¿Cuánto dura el tiempo de recuperación después de la cirugía?
  • ¿Podré volver completamente a la normalidad?
  • ¿Cómo afectará esto mi vida sexual?
  • ¿Con qué frecuencia debo visitar al médico para controlar mi condición?

Esperamos que con esta información puedas tener un panorama mucho más completo sobre tu próstata y que siempre prevenir será mejor.

Siempre tengamos presente que al año, 33.098 personas mueren por cáncer en el Perú. Así que debes estar vigilante con aquello que es lo más preciado ue tenemos: La salud.

Porque queremos pacientes informados y bien atendidos, esperamos que si tienes más dudas nos visites reservando tu turno para Urología en nuestro policlínico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *